Prepare su césped artificial para el tiempo de nieve - o no

El césped artificial no necesita mucho mantenimiento a lo largo del año, y el invierno no es una excepción. Resiste prácticamente todo: desde la caída de las temperaturas hasta pequeñas montañas de nieve o incluso fuertes aguaceros. Todo lo que necesitas es conocer algunos principios básicos de mantenimiento en invierno para que tu césped artificial se mantenga en perfectas condiciones. Disfruta más y preocúpate menos, gracias a estos cinco consejos sencillos.

Inspiration 01 December 2021
prepare your artificial lawn for snow - or not!

Prepare su césped artificial para el tiempo de nieve

O no. Mientras que el césped natural puede morir después de algunas noches de heladas o convertirse en un pantano después de una fuerte lluvia o granizo, ¡el césped artificial puede soportarlo sin sufrir el más mínimo rasguño! De hecho, su excelente aspecto durante todo el año y su resistencia a las condiciones climáticas más adversas son exactamente los motivos por los que muchos propietarios han cambiado su césped natural por uno artificial. Aquí no hay sorpresas.

Sin embargo, si te gusta disfrutar de las maravillas del invierno sin tener que preocuparte por nada, hay algunas cosas que puedes hacer, y es mejor empezar justo antes de que llegue el invierno. 

Repara cualquier parte dañada en tu césped artificial

Las posibilidades son mínimas, pero nunca se sabe: ¿has visto en tu césped artificial alguna sección quemada, desgastada o dañada de alguna otra forma? Asegúrate de reparar el césped artificial dañado antes de que quede cubierto por una gruesa capa de nieve. De lo contrario, retirarla con una pala puede empeorar el problema.

Elimina los residuos y la suciedad

Los fuertes vientos y las tormentas de invierno arrastran los restos de hojas, ramas y todo tipo de desechos de los árboles vecinos. Cuando aterrizan en tu césped artificial, lo mejor es barrer este variopinto grupo o utilizar un soplador de hojas para evitar que se acumulen. De esta forma, tu sistema de drenaje no se obstruirá y las hojas descompuestas no dejarán tu césped hecho un desastre.

¿Lluvias torrenciales? ¡Deja que se drene!

Un drenaje insuficiente puede hacer que el césped artificial se inunde y se llene de charcos de barro, muy parecido a cómo se queda un jardín de césped natural tras la temporada de lluvias. Sin embargo, tu césped artificial lo instaló un instalador autorizado Turfgrass, no tendrás que preocuparte de nada.

Nuestros tipos de césped de alta calidad poseen una capacidad de drenaje de 60 litros por minuto y metro cuadrado, y nuestros instaladores profesionales son los mejores de su campo. Un césped Turfgrass no se encharcará ni se volverá inestable por un exceso de lluvia. Aun así, ayuda al sistema de drenaje quitando todos los residuos que puedas para evitar que los orificios de drenaje se obstruyan.

Cuidado del césped artificial durante el invierno

No puedes impedir que las temperaturas bajen y que empiece a nevar. Si tu césped artificial está completamente congelado, simplemente puedes esperar a que la nieve y el hielo se derritan. Si eso no es una opción, porque quieres espejar un camino o un lugar para que tu perro haga sus necesidades, ten en cuenta estos consejos de mantenimiento preventivo para que puedas limpiar la zona de forma segura y sencilla.

1. Evita utilizar productos químicos para descongelar tu césped

Puede que escuches crujir tu césped artificial bajo tus pies, pero no te preocupes, no significa que las fibras del césped se estén rompiendo. Puede que estén algo más rígidas, pero el hielo no las dañará. Sin embargo, ten cuidado, porque el césped puede volverse resbaladizo cuando está congelado.

No utilices en tu césped artificial productos químicos abrasivos como los productos anticongelantes, ya que pueden ser corrosivos y dañar el césped de forma permanente. ¿Y la sal? No es corrosiva. Cierto, la sal no dañará las fibras de césped artificial y ayudará a que la nieve y el hielo se derritan más rápido. Sin embargo, los residuos de sal caerán en la subcapa, reduciendo la capacidad de drenaje del césped artificial. Por tanto, evita también utilizar sal.

2. Retira la nieve con cuidado

Cuando camines sobre la nieve, puede compactarse y formar una gruesa capa de hielo sobre tu césped artificial, que no solo aumentará el peligro de resbalarse, sino que también puede deteriorar el drenaje. Si va a haber mucho tránsito en tu jardín, o simplemente no te gusta el nuevo aspecto de tu césped, es mejor retirar la nieve con cuidado con ayuda de una pala de plástico. No utilices una pala de metal, ya que tiene más posibilidades de dañar las fibras del césped.

Como alternativa, puedes poner algunas mantas o toallas viejas en la secadora para calentarlas y luego colocarlas sobre la nieve para hacer que se funda más rápido. Incluso puedes considerar colocar una lámina de plástico en la zona donde quieres tener un camino antes de que empiece a nevar. De esta forma, solamente tendrás que levantarla, quitar la nieve a un lado, ¡y listo! Tendrás ante ti un camino despejado.

3. Deja que el césped se aclimate

Puede que notes que, después de que la nieve se haya fundido, tu césped artificial está ligeramente más aplanado, o que algunas fibras están enredadas con otras. Efectivamente, el peso de la nieve puede tener ese efecto pero, por suerte, es solo temporal. Después de un tiempo, las fibras recuperarán su posición.

¿Te gustaría ayudar a que las fibras de tu césped artificial vuelvan a ser las mismas de siempre en poco tiempo? Barre suavemente el césped con ayuda de un cepillo con cerdas sintéticas.